30 diciembre 2010

Camino de Santiago, Año Santo Jacobeo 2010

Se acaba el año 2010, y llega el momento de mirar hacia atrás, y recordar los retos que nos propusimos y hemos cumplido en este año. Para nosotros este 2010, es nuestro año Compostelano, ese año en el que decidimos aventurarnos por primera vez a recorrer los 790 km que separan Roncesvalles de Santiago de Compostela. Y sólo podemos decir, que si no habéis disfrutado de esta aventura y experiencia... os estáis perdiendo algo muy pero que muy especial.







Y es que la experiencia del peregrinaje, es algo que hasta que no la vives con tus pasos o pedaleo, no sabes exactamente qué es. Esa experiencia de compartir un único camino y un único destino con multitud de personas de todo el mundo, con motivaciones de todo tipo (religiosas, culturales, deportivas...), que le impulsan a realizar una verdadera penitencia (por que fácil y cómodo no es), es algo especial. El buen ambiente de amistad y hermandad que existe tanto en el camino durante el día, como en los albergues por la noche, es algo que se ve en pocos lugares hoy en día. Ni nada ni nadie rompe ese ambiente de hermandad entre peregrinos. Y todo este viaje de duros puertos de montaña y difíciles terrenos, se ve recompensado por un paisaje y unos entornos realmente encantadores. Desde la densa vegetación verde de Roncesvalles, hasta el precioso entorno rural gallego, pasando por las panorámicas del centro de la península ibérica.
















Os animáis? Nosotros ya estamos pensando en el Camino de Santiago del Norte :)