06 marzo 2011

De la Serralada de la Marina hasta el Parc Natural del Montnegre

Es sábado, toca salida larga, así que a madrugar. Salida desde Meridiana-Heron City en Barcelona. Empezando a subir desde Santa Coloma de Gramanet por la Serralada de la Marina, cogiendo el camino junto a Torribera y la autopista B-20 en busca la de GR-92. Una vez encontrada la GR92, todo consiste en seguir las marcas rojas-blancas de la pista, que traspasa la Serralada del Litoral y el Parc Natural del Montnegre-Corredor con rutas muy bonitas y diferentes tipos de terreno.





Comenzamos subiendo hasta la Torre de Sant Geroni para coger luego dirección al hospital de Can Ruti a través del Camí de Mas Oliver. Bordeando Can Ruti, desvío a la izquierda dirección a la Conreria para volver a subir durante un rato un tramo muy duro, que nos llevará a unas preciosas vistas de la Cartoixa de Montalegre. A partir de aquí, varios km asequibles por la GR92 a través de la sierra perteneciente a los municipios de Tiana, el Masnou, Alella, subiendo posteriormente poco a poco hasta el Mirador de la Cornisa, previa parada unos 50 metros antes, en una escasa pero vital fuente con agua fresca. Vale la pena hacer un pequeño descanso y contemplar las vistas que alcanzan hasta Montjuic en un día despejado.



Continuamos la GR92 hacia Vilassar y Mataró a través de la Serralada del Litoral, contemplando en todo momento las vistas del mar a nuestra derecha. Pasamos por la Creu de Can Boquet y nos vamos desviando junto al GR92 hacia el interior, donde las pistas cada vez son más bonitas. Siguiendo la dirección hacia la Roca del Vallès, nos cruzamos con la ermita de Sant Cebrià de Cabanyes, con un desvío a la derecha a pocos metros. Un par de tramos de ascenso, que empiezan a hacer mella con el estomago vacío! Pasamos por delante de preciosos prados que recuerdan a tramos del Camino de Santiago, y tras atravesar la urbanización en la que se encuentra el Castell Nou, tomamos un desvío a la izquierda de 3 km por carretera para almorzar en una masia-restaurante de la zona.



Retomamos nuestra querida GR92, con un sol que castiga en pleno invierno y un tramo de subida bastante duro, alcanzamos la Torre del Moro. Pero todo tiene su recompensa, y además de bajar, nos esperaba un tramo muy bonito con una trialera divertida hasta dar con Can Bordoi. Continuamos por la sierra del Corredor, tramos ascendentes pero muy asequibles con posibilidad de ir por asfalto, vislumbrando al fondo el Montseny, todavía nevado. Pasamos por Sant Andreu del Far y la ruta vuelve a meterse en pleno monte, perdiéndose en rutas completamente alejadas de cualquier población, con una constante ascendente. Nos dirigíamos al Santuari del Corredor, pero se estaba haciendo tarde y tocaba regresar hacia la costa. Comenzaba el tramo divertido, dirección Arenys de Munt, encadenamos varias trialeras muy majas con entornos preciosos. Ni una casa, ni un alma, la única representación de personas por la zona eran algunos carteles o las ruinas de antiguas casas o masías. Especial mención del Camí del Corral del Fon, precioso.


De las casi 9 horas del track, 2h para comer. Terreno algo enfangado por la lluvia, sin duda el GR92 es un buen reto para entrenar.


Km totales: 68,01 km
Desnivel acumulado: 1.833 metros
Dificultad (índice IBP): 170CC