11 enero 2012

Equipamiento: gafas de sol

Un ciclista, no es un ciclista de verdad si no lleva gafas de sol. Bueno, quizás no sea del todo cierto, pero uno da mucho más el pego con unas gafas de sol, además de las ventajas que proporcionan. La principal, es que protegen contra los rayos UV del sol, con lo que unas lentes con protección UV400 será lo mínimo que deberían montar nuestras gafas. Pero hay más, que no nos damos cuenta hasta que nos sucede... y es la protección contra impactos. En medio de un sendero estrecho, cualquier ramita u obstáculo puede rozarnos el ojo y como mínimo molestarnos durante la marcha. ¿Y los bichos? ¿A quién no se le ha metido un mosquito (o moscardón) en el ojo mientras pedaleaba? Además, muchos modelos permiten desmontar las lentes y colocar otras, para así poder alternar entre lentes con más o menos tinte, o directamente transparentes, para todo tipo de situaciones diurnas y nocturnas.


Entonces, viene el dilema, ¿qué gafas nos convienen? Dependiendo del estilo que practiquemos, nos pueden venir mejor unas de montura fina y lentes pequeñas, unas que sean algo más robustas y nos cubran más superficie, o directamente unas estilo snow si practicamos el descenso. Vamos a recomendar un chollo muy polivalente, unas gafas para ciclista de montaña que son robustas, y vienen con un kit completo con tres tipos diferentes de lente. Son una réplica, su precio en DealExtreme es de 13,50 €, y nosotros hemos comprobado personalmente en una óptica que las lentes cumplen la protección UV400.