13 febrero 2012

Volviendo a subir a la torre de vigía

Parece que le cogemos el gusto a la extenuante subida de la torre de vigía en la Serralada de la Marina. Esta vez la hemos iniciado la subida por otro tramo, Torribera, donde los metros suben más lentamente y calientas mejor. De todas maneras, el tramo duro final, no hay quien te lo quite. La idea era repetir la trialera que comienza justo donde la torre, esta vez sabiendo lo que nos esperaba, y la verdad es que es una gozada de trialera. El próximo día tocará llevarse la GoPro y lucirse.




Al llegar a la zona de saltos, nos hemos encontrado a bastantes bikers entrenando todo tipos de saltos, en un tramito con un salto muy suave y una excelente recepción, un lugar perfecto para acudir un día con todas las protecciones para hacer pruebas, coger técnica y sobretodo confianza en el aire. Ahí van unas tomas improvisadas, ¡había algunos con muy buenas maneras!