28 abril 2012

Variedad de rutas, y trialeras

En estos últimos días hemos hecho varias rutas, por zonas diferentes de la provincia de Barcelona. Volvimos a subir desde Cànoves al Montseny, más de 1.000 metros de ascenso del tirón que pican lo suyo, más aún con la doble y todo el equipo a cuestas. Esta vez el descenso lo hicimos hacia el otro costado del ascenso, para terminar de nuevo en Cànoves. Trialeras muy desafiantes hasta para las dobles de mucho recorrido, y zonas de mucho interés para practicar el descenso. Lástima que muchos tramos los tuvimos que hacer a pie por que es imposible recorrerlos encima de la bici.




Cambiando de modalidad de pedaleo, algo mucho más rutero, otro día nos propusimos hacer una ruta que descargamos que trazaba el camino desde Barcelona hasta Tordera a través de la Marina-Litoral-Montnegre. Llegamos hasta Llinars del Vallès, concretamente hasta lo alto de un torreón, pero la ruta nos estaba resultando tan soporífera... hacer casi 100 km por pistas tiene poco de entretenido. Así que decidimos improvisar, cambiar de dirección y hacer el camino de vuelta desde ese punto pedaleando. Al final entre una cosa y otra terminamos por el Besòs, que hasta resultaba más entretenido. Eso sí, de pretender hacer 2.600 metros nos quedamos en los 1.500 metros. Kilómetros si que salieron unos cuantos.




La ruta de hoy, con idea de hacer algo en condiciones para preparar un poquito la prueba de los Monegros del próximo fin de semana, consistía en meter metros y kilómetros por Collserola. Al final han salido unos 53 km y apenas 1.400 metros, pero ha sido una ruta tremendamente variada y con trialeras para todos los gustos, imposible aburrirse con este track, y se puede completar en una mañana o una tarde a buen ritmo. Además hemos contado con la asistencia de un nuevo biker que lo ha dado todo y ha disfrutado mucho con la ruta. ¡Menuda pepino ultraligero que lleva!