16 mayo 2012

Innovando con las cámaras de aire FOSS EFT

Hay que reconocer que la tecnología de las cámaras de aire de nuestras bicis es un tanto arcaica y no ha sufrido muchas evoluciones, dejando de lado el tema del tubeless que cambia el concepto eliminando este elemento. Hace un tiempo que aparecieron en el mercado un tipo nuevo de cámaras evolucionadas llamadas FOSS EFT. Se tratan de cámaras de aire fabricadas con caucho polimerizado, con un estética muy distinta a lo que estamos habituales a ver.



Se trata de una simple evolución del producto, ya que el principio de funcionamiento es exactamente el de toda la vida. ¿Qué mejoras aportas? Se trata de una cámara compuesta de material biodegradable, un 30% más ligero que las cámaras convencionales, y con unas propiedades elásticas que recibir un pinchazo sufren una pérdida de aire mucho menor, retrasando la necesidad de reparar la cámara. Parecen suficientes ventajas para darle una oportunidad, ¿no?

Pues eso no es todo, ya que la forma en la que se puede realizar la reparación de un pinchazo en estas cámaras es muy curiosa. Existe el habitual método, enganchar un parche (específico para esta cámara) y a pedalear. Sin pegamentos y algo mucho más inmediato que los parches de toda la vida. Pero lo curioso es la reparación a través de una fuente de calor, es decir, calentando la zona afectada por el pinchazo (con un mechero por ejemplo), provocamos que se derrita el compuesto y selle la perforación aplicando presión. Si realmente es fácil y efectivo, estamos casi ante la cámara de aire perfecta. Pronto os contaremos nuestra experiencia.