25 julio 2012

Sudety MTB Challenge: día 3

¡Pasamos el ecuador! ¡Y dándolo todo! La tercera etapa ha sido la nuestra, y no porque hayamos hecho un gran tiempo (seguimoa con nuestro ritmo chino chano excepto por algún escapado), sino porque ha sido una etapa de sube y baja constante: ahora te damos un repecho de la ostia para que mueras, pero de recompensa una pedazo de trialera para que te acabes de matar. Trialeras de las buenas, de todo tipo, con una exigencia que en mucho casos superaba lo que normalmente nos permitimos con las bikes rígidas, pero no podíamos dejar pasar la ocasión de dar espectáculo.



Mientras Edu escalaba puestos arrasando en las bajadas yo me encargaba de sacar las pegatinas a todos los que me habían pasado en el repecho anterior. La tendinitis que arrastro no daba para más... Oscar vagaba entre amboa haciendo de las suyas pero con molestias en el... Culo.


La ruta ha sido una belleza. Podría resumirla como una Tron del Rei, ya que las bajadas tienen mucho en común: técnicas, pedregosas y excesivamente empinadas. Pero a diferenci de que aquí todas las subidas son por caminillos plagadoa de raíces, socabones y piedras. Vamos, como hacerse tres Trones del Rei seguidas.
El día ha dado para todo. Desde un aficionado polaco que nos pedía autógrafos (para coatearse nueva dentadura habrá pensado) hasta cenita con chuletón polaco "a la carte" (hasta los mismos de sopas de puerro) en el hotelazo al que nos han traído. Excelente compañía la que estamos teniendo entre catalans, canadiense y belgas. A ver que nos encontramos mañana, ya llegan las etapas de máxima dificultad.
Por cierto, que lujazo loa mecánicos polacos. Esta gente sí que sabe arreglar bicis (y saber que es lo que falla). Y a qué precios. Un ejemplo de todo lo que me hicieron ayer: caja pedalier nueva, cubierta nueva, tapa dirección nueva, ajuste de cambios, escañacables nuevos, mano de obra... 44 €. ¡Y la bici estaba lista al momento! Como en spain...