22 agosto 2012

Los héroes de la Trona del Rei

Al final cayeron dos días en la Trona del Rei. Eso sí, no consecutivos porque con la calor que pega es agotador subir y bajarla. Hacía tiempo que no la visitábamos y seguimos pensando lo mismo: es nuestra trialera favorita. Una hora o más de descenso continuo de todo tipo, además con un nivel que nos supone un reto por momentos, pero sin ningún tramo inalcanzable, con lo que el nivel de disfrute es máximo.


Saltitos a nuestro gusto sin empuntar demasiado, raíces las justas para sufrir un poco pero no matarse, peraltes seguros, y zonas técnicas donde cada uno demuestra su equilibrio sobre la bici. Trial del bueno por momentos. Además la trialera sigue súmamente cuidada, se nota que alguien de vez en cuando se molesta en subir hasta arriba con la pala, chapó. Lo malo es que el terreno estaba excesivamente seco, no había agua por ninguna parte (en la zona de abajo suele cruzarse un riachuelo en el que te podías incluso pegar un mini remojón) y el calor era asfixiante pese a subir a primera hora de la mañana. Litro y medio de agua en el Camelbak que se acababa al llegar abajo, un buen bocata de calamares para la cima, y todo lo demás es diversión pura en estas 3 horas de MTB enduro del bueno.

Volveremos de aquí a un par de meses, la trialera lo merece. Ah, y como siempre, una buena comilona de la tierra para terminar la jornada.