29 abril 2013

Tubelizando ruedas

Llega el calor, el terreno y las plantas se secan, y es mucho más habitual sufrir pinchazos en nuestras rutas. Es el momento perfecto para tubelizar nuestras ruedas, sean o no llantas tubeless y tengamos las cubiertas que tengamos. Obviamente si las llantas vienen preparadas de fábrica, nos aseguraremos que no perderemos ni gota de aire por los radios y nos será mucho más sencillo talonar la cubierta sin hacer nada. En caso contrario, nos hará falta colocar la cinta y válvula pertinente dentro de la llanta para sellarla. A partir de ahí, ya podremos meter el líquido anti-pinchazos en la cubierta.


Ahora viene el punto clave del tubelizado, meter aire y comprobar si talona o tiene alguna pérdida de aire. Si la cubierta es tubeless podremos talonarla con una bomba de aire de pie, en caso contrario, necesitaremos un compresor de aire. Una vez talonada y con una presión de 3 bares, habrá que comprobar si la llanta sufre pérdidas por algún radio o incluso por la válvula. Si la cubierta no es nueva, también es posible que tenga algún pinchazo o incluso alguna raja que el liquido debería sellar en cuestión de segundos. De no sellar, nos tocará colocar un parche en el interior de la cubierta para tapar el desperfecto.



Como veis no es para nada complicado, pero sí que puede darnos algún pequeño quebradero de cabeza en el caso de que partamos de material usado y tengamos pequeñas fugas de aire. En nuestro caso pusimos cinta nueva para garantizar que sellamos la llanta y unos 100 gramos de líquido NoTubes por rueda. Os dejamos este estupendo vídeo del club Mammoth donde aún queda más claro todo el proceso.