30 septiembre 2013

Barcelona - Stiges

Para preparar la Travessa 2013 (Sant Joan Despí - Montserrat) que se nos viene encima esta semana, hemos realizado una salida rutera que recorre algo más de 50 km para unir Barcelona y Sitges. Tomamos la salida en Cornellà, justo desde la boca de metro, para ahorraros atravesar la ciudad en bici. Desde aquí, dirección Sant Boi, en pocos km se puede dejar el asfalto para pisar montaña. Hay muchas alternativas para realizar este recorrido, lo más habitual es pasar por Begues, que vendría a ser el punto intermedio de la ruta. En esta ocasión optamos por un trazado fácil, sin demasiados metros de ascenso, dejando la subida a San Ramón para otro día. Cada uno puede endurecer la salida a su gusto sin desviarse excesivamente del trazado, entre Sant Boi y Begues hay mil y una alternativas que pueden convertir la ruta en un auténtico desafío. El primer tramo hasta Begues apenas nos llevó 2 horas.



Tras el avituallamiento en Begues, es hora de atravesar el Parc Natural del Garraf. Saliendo de Begues hay una pista principal tremendamente rápida que nos puede dejar en Sitges en menos de 2 horas. En esta ocasión y para darle algo de chicha a la ruta, tomamos una alternativa sin muchas complicaciones para pasar por el monasterio budista del Garraf, pintoresco lugar en medio de la nada.





Dejado atrás el monasterio, y tras un intento fallido de investigar nueva ruta por la zona, nos desviamos hacia Sant Pere de Ribes por la riera. El camino es muy bonito, pero la primera mitad del mismo es muy difícil realizarla sin poner pie a tierra, debido a la cantidad de piedras y rocas que nos dejan sin tracción alguna. Por este camino se puede acceder a una cueva muy estrecha no apta para claustrofóbicos, la Cova Negra.




A partir de la cueva el camino mejora para ir sobre ruedas, y la ruta finaliza por una serie de campos de viñedos muy cercanos a San Pere de Ribes. Desde ahí hasta Sitges algo de carretera para acabar de estirar las piernas y llegar a la ansiada paellita.