24 mayo 2014

Test Shimano SLX 2x10

Probando la transmisión Shimano SLX 2x10

En estos días que estamos aprovechando para rodar antes de salir a nuestra nueva aventura en el Camino de Santiago, hemos pegado el cambiazo de una de las 29er que arrastraba una transmisión Shimano XT 3x9 velocidades, a una Shimano SLX 2x10.






La idea era quitarse un plato de en medio y actualizarse al estándar de 10 velocidades. El precio de la transmisión completa, unos 269 € (bike-components.de) ayudó bastante a realizar la actualización. El montaje es idéntico al cualquier otro grupo Shimano, llave Hollowtech 2, llaves Allen, ... Incluso más sencillo que con tres platos ya que no hay que preocuparse de montar ni desmontar ningún plato en las bielas.





En la pista, la transmisión funciona perfectamente, precisión y robustez Shimano. En este caso al ser un grupo de calidad SLX, se nota menos precisión en las manetas respecto a XT, pero el resto del grupo no aporta ningún otro problema salvo unos pocos (muy pocos) gramos de más.





Sobre la controversia de si dos platos son suficientes... Lo son. ¿Cuál es el problema entonces para que siga habiendo tanta demanda de 3x10? Un gran parque de bicis 3x10, aspectos comerciales comercial (30 velocidades vende más que 20), etc. Para nosotros el gran inconveniente es que requiere tener las piernas en buena forma. En pendientes con desniveles superiores al 20% se nota la falta del plato pequeño. El efecto molinillo deja de existir y hay que arrearle bien a la biela, y más con una rueda de 29. 
Por otro lado en llano y bajando por pista o carretera se puede llegar a notar la falta de esos dientes y diámetros extra del plato grande 3x10, ya que nos quedaremos sin cuerda antes. Pero este problema es mucho menos importante ya que no va a provocar que bajes de la bici.






En nuestro caso, las dos velocidades son una buena elección, para cualquier tipo de bici, ya sea rígida o doble. Antes de hacer el cambio tener en cuenta el tipo de rutas y si tenemos una rueda de 29, ya que pasaremos a tener una relación con diferentes significativas.