09 junio 2014

Camino Santiago Francés: sexta etapa

Ponferrada - Sarria94 km y 1300 metros acumulados. La primera parte de la ruta nos guardaba la subida a Pedrafita, una hora subiendo sin un solo descanso. Suerte que la família Núñez nos esperaba de nuevo en otra de sus fincas para repostar grasitas varias: cocido gallego, chorizo, tocino, patatas cocidas, zorza, y una lista de postres caseros sin fin. La dieta del ciclista. Una placer compartir la comida con su familia.

Una vez repostados y con unos graditos de alcohol en vena, tocaba salir y enfrentarse a O Cebreiro. Ascenso a 1300 metros con lluvia, pero con la gasolina que teníamos no fue obstáculo. San Roque y Poio fueron los siguientes puertos de montaña, a partir de ahí trialera de media hora y en mojado (Hurricane power) hasta Triacastela. Esta bajada vale los 700 km anteriores. Ya estamos en Galicia y se nota, los paisajes ahora son más mágicos que nunca y todo parece sacado de un cuento. El mejor ejemplo es el monasterio de Samos, un pedazo de monasterio en medio de la naturaleza gallega. Galicia calidade.

Esta ha sido una etapa especial, nos hemos permitido el lujo de ir sin alforjas, somos unos fuleros. La familia Núñez nos hizo de transporte y soporte en carretera, qué lujazo. Estas bicis sin lastre vuelan.

El albergue en el que hemos estado hoy, en Sarria, es grande y muy moderno. Está en la calle principal, está realmente bien. Regentado por una pareja catalana, tiene todas las comodidades de un albergue de primera y está limpio como uno patena. Que aprendan los municipales.

Ahora a rodar unos 90 km más, nos dejaremos para mañana por la mañana los últimos 40 km de trámite. Hoy nos espera la lluvia, el frío y bastantes repechones. Suerte que nuestro kuki Javi no se fue ayer de farra pese a los proposiciones indecentes de sus amistades peligrosas... Santo Javi, el Camino le está cambiando.