08 septiembre 2014

Entrenando piernas con el trekking

Trekking en Collserola

No todo va a ser bicicleta. Una buena sesión de trekking es otro deporte que permite disfrutar a tope de la montaña. Además es un excelente deporte para entrenar las piernas y quemar grasas. Si el ritmo que se lleva es el adecuado al terreno y a nuestra forma física, podemos mantener durante varias horas un ritmo de pulsaciones adecuado para no parar de quemar grasas. Mucho más divertido que la cinta del gimnasio.





La ruta  de inicio de temporada ha tenido lugar en Collserola. Unos 16 km con 500 metros de ascenso acumulado, buenos números para ser la primera salida seria. Comenzamos en Barcelona, subiendo por el Camí del Notari a través de un sendero hasta Casa Juaco. La parte final se empina bastante.


 

Desde Casa Juaco hay múltiples opciones en todas las direcciones. Como no queríamos hacer demasiada pista para evitar el tráfico de bicicletas, tomamos un sendero que baja lentamente hacia Can Borrell. Para los bikers, hablamos de bajar por las trialeras de Pajaritos y Pitufos.

Desde Can Borrel paseo tranquilo por la pista que va hacia la carretera de Cerdanyola. Desde aquí iniciamos la vuelta por una de las subidas más duras que nacen desde Can Coll, el Camí dels Caçadors. La subida es dura, larga y con tramos con mucha pendiente. Hay alternativas paralelas más asequibles. En lo alto, merecida parada de rigor en Casa Juaco para tomar algo fresco, y a bajar hacia Barcelona por el sendero de Antenas.