21 febrero 2016

Test Radon Vaillant

Las bicis de carretera aero

Desde hace no mucho han llegado al mercado las bicicletas de carretera aero, un tipo de bici que está entre las bicis endurance o race (el tipo más popular) y las bicis de pista y triatlón. Se caracterizan por tener un cuadro con formas más planas y agresivas para reducir la resistencia al viento frontal. Además, modifican ligeramente con su geometría la posición del ciclista sobre la bicicleta haciendo que vaya menos erguido.


Test Radon Vaillant 1


Nosotros estamos probando la Radon Vaillant Ultegra 2016, una combinación de cuadro aero de carbono con grupo Shimano Ultegra. Hemos montado la configuración de fábrica excepto por el cambio de ruedas DT Swiss R32 Spline que vienen de serie por las Progress Phantom que ya montábamos anteriormente en otra bici. El resultado es, sin pedales, una bici de 7,350 kg en talla M. La configuración original con las DT Swiss pesa 7,650 kg. Detalle importante que no suelen cuidar nunca las marcas top, los neumáticos de serie: ni más ni menos que los Continental Grand Prix 4000SII 25C, 80 euros de cubiertas.


Continental Grand Prix 4000 SIIBuje DT Swiss R 32 Spline

Las primeras sensaciones encima de una aero no difieren mucho de la geometría race. Apenas se aprecia la sensación de ir más inclinado hacia el manillar, incluso subiendo. En llano con viento frontal no hay mejoras de aerodinámica significativas, aunque la teoría dice que tendríamos que ganar unos cuantos vatios de potencia, sería necesario un medidor de potencia y unas condiciones ideales para poder afirmarlo. Con viento lateral sí que se aprecia una resistencia negativa que nos empuja con más fuerza. Después de alguna tirada de más de 100 km el cansancio y fatiga acumulada en la espalda es equivalente a una bici race o escaladora.


Test Radon Vaillant 2

Test Radon Vaillant 3

En nuestro caso optamos por escoger una talla que tuviera las medidas más cercanas a la anterior bici race en la que estábamos muy cómodos. La talla 56 coincide con la talla M de esta Radon Vaillant aero. Lo lógico hubiese sido una L, pero como siempre, es necesario medir y comparar las longitudes de todos los tubos del cuadro en la web del fabricante.


Test Radon Vaillant 4

Dejando de lado la geometría del cuadro y mirando el resto de componentes, la tija es plana con sillín Selle Italia a juego con el cuadro, bonito conjunto. El manillar va envuelto en una cinta amarillo-verde fluorescente. Es algo más estrecho y los extremos tienen un ligero retraso. Esto sí que se nota y provoca una sensación de que la bicicleta sea más nerviosa a baja velocidad. En llano con buena cadencia o bajando alta velocidad no existe esta sensación.

El grupo Shimano Ultegra, comparando con el Shimano 105, es un salto enorme. Todo va muchísimo más fino y las manteas responden mucho mejor con menos presión. Es más sencillo subir de plato, el recorrido parece ser menor y el cambio se realiza más rápidamente. Para bajar de plato la maneta tiene un clic adicional para soltar un poco más de cable del desviador y hacer que la cadena no roce si la llevamos muy cruzada. 11 velocidades que se agradecen al subir puertos.

Test Radon Vaillant 5

En conjunto la bici es preciosa, llamativa como todas las aero, con una excelente combinación de colores que las marcas top suelen reservar para las gamas con precios prohibitivos. Las formas planas y acabados mates le dan una personalidad distinta sobre el resto de tipos de bicis del mercado, sin llegar a perder polivalencia ya que en general comparte mucho más con las race o escaladoras que no con las de pista. Las pros o los contras respecto a la resistencia al aire son mínimas y la elección se reduce más a un tema estético y personal que no de prestaciones. Muy bien equipada y a un precio imbatible, ideal para los que busquen algo diferente sin pagar el peaje de las grandes marcas. 


Test Radon Vaillant 7